Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
06May

Alimentación y control: hábitos que toda persona saludable debería tener

Una adecuada alimentación, ejercicio y control periódico son los pasos clave que todas las personas que viven con diabetes deberían seguir. En esta nota, consejos para agregar a la propia lista de buenos hábitos.

Alimentación

Los alimentos sin azúcar adicionada y bajos en grasa son clave para llevar adelante una vida saludable.

Los alimentos lácteos son aconsejables en la dieta de las personas que viven con diabetes, ya que son considerados de bajo índice glucémico y aportan nutrientes importantes como calcio y proteínas de alta calidad nutricional.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes se origina “en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina (hormona que regula el nivel de azúcar o glucosa en la sangre), lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física”.

Los lácteos, por ejemplo, poseen vitaminas, proteínas y minerales que nos ayudan al buen funcionamiento de nuestro organismo. Según algunos estudios, el consumo de leche, yogures y queso podría reducir la posibilidad de padecer diabetes tipo 2.

Prediabetes

Los adultos mayores o aquellos que tienen problemas de sobrepeso, antecedentes familiares de diabetes o que no realicen ejercicio corren el riesgo de padecer la enfermedad. Sufrir de prediabetes también aumenta la probabilidad. Las personas que tienen prediabetes tienen un nivel de azúcar más alto del normal, pero no lo suficiente como para ser considerados diabéticos.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 aparecen lentamente, y muchos no lo notan. Entre ellos podemos incluir: la sed, orinar frecuentemente, sentirse hambriento o cansado, perder peso sin proponérselo, tener heridas que sanan lentamente o una visión borrosa.

Es por eso que alimentación saludable junto con la realización de actividad física y el control de la glucosa en la sangre pueden ayudar mucho. Algunas personas necesitan además tomar medicamentos.

Control

El glucómetro es un dispositivo utilizado para medir el nivel de azúcar en la sangre. El procedimiento es muy sencillo: se realiza una punción en un dedo de la mano, lo que genera una gota de sangre. La gota se vierte en una tira reactiva, que a su vez se coloca en un medidor. El glucómetro escanea la tira e indica como resultado el nivel de azúcar en sangre de la persona.

Para llevar un control adecuado se recomienda tomar nota de cada resultado, configurando una tabla que permita comparar los niveles de glucosa en sangre ante cada medición. Esta tabla comparativa es la que el médico necesita leer para acceder a un conocimiento personalizado de la salud de sus pacientes.

El médico lo ayudará a programar un horario adecuado para hacerse las pruebas. La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 solo necesitan revisarse su azúcar en la sangre una o dos veces al día.

Fuente: La Prensa

Compartir
flechavolver a novedades