Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
28Dic

Carnes rojas y procesadas: alertan sobre su consumo

El consumo de carnes rojas y procesadas está muy extendido en la Argentina. Principalmente, por tratarse de un país ganadero. Expertos alertan sobre los peligros de la ingesta excesiva de estas carnes. También sobre las carnes transformadas mediante curado, fermentación, ahumado u otros procesos.

Estudios a largo plazo demostraron que estas dietas están asociadas a un mayor riesgo de diabetes tipo 2. También a enfermedades cardiovasculares, cáncer y mortalidad. Dicha evidencia, junto con la de ensayos de intervención sugieren reemplazarlas. Para reducir el riesgo de enfermedades crónicas y prematuras se aconseja una alimentación consciente. Eso significa que lo mejor es quitar de la base de la pirámide a estos alimentos.

Una investigación de la revista Diabetes Care especifica la importancia de una alimentación baja en carnes rojas y procesadas. Dice el estudio que en ensayos de alimentación aleatorios, la sustitución redujo el colesterol y los excesos de azúcar en sangre. Un informe de la Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda múltiples patrones dietéticos para prevenir y controlar la diabetes tipo 2.

En la mayoría de estos patrones se enfatiza un consumo modesto o nulo de carnes rojas o procesadas. Los efectos de los factores nutricionales sobre el riesgo de enfermedad y mortalidad se manifiestan durante un período de años a décadas. Por eso es difícil identificar a tiempo malos hábitos de alimentación. Para la prevención y el control de la diabetes es importante seguir las recomendaciones nutricionales de organizaciones profesionales.

Todas enfatizan en que una dieta sana está compuesta por la ingesta cotidiana rica en frutas y verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres. También comer aves y mariscos. Al mismo tiempo limitan el consumo de carnes rojas y procesadas, carbohidratos refinados, grasas saturadas y bebidas azucaradas.

Carnes rojas y procesadas

Para darle batalla a la ingesta de carnes rojas y procesadas, diferentes equipos se tomaron el trabajo de analizar sus efectos. Destaca el estudio impulsado por españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). La investigación se realizó sobre 418 personas no diabéticas con edades comprendidas entre los 55 y los 80 años. El total de personas fue distribuido de manera aleatoria en tres grupos.

A uno se le recomendó seguir una dieta baja en grasa. A otro una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen. Y finalmente a otro, una dieta mediterránea con frutos secos. Sus conclusiones determinaron que las personas que siguen una dieta mediterránea tienen un 52% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.  Esta dieta debe de estar suplementada con aceite de oliva virgen y frutos secos.

Otra investigación realizada por el Brigham and Women’s Hospital asegura que la dieta mediterránea reduce en un 30% la diabetes tipo 2 en mujeres. Indican que los beneficios son evidentes a la luz de los alimentos que componen la receta. La dieta mediterránea es rica en aceite de oliva, frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas. Un combo que resulta sabroso y saludable. Ideal para degustar durante las fiestas de fin de año.

Impacto ambiental

Consumir carnes rojas genera un impacto sobre la salud de la población pero también sobre el ambiente. El cambio climático plantea graves amenazas para la salud humana en el futuro. Varias líneas de investigación respaldan los enormes beneficios que implica para el ecosistema consumir fuentes de proteínas de origen vegetal. Esta incidencia debe considerase al momento de proponer niveles óptimos de consumo de carne.

Te puede interesar:  Dieta con vegetales reduce el riesgo de Diabetes tipo 2

Compartir
Etiquetas: carnes , control , diabetes , procesadas , rojas ,
flechavolver a novedades