Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
27Ago

Cetoacidosis diabética: Una afección poco conocida

Cetoacidosis diabética: Un peligro latente poco conocido

Existen ciertas enfermedades, como la cetoacidosis diabética, que afectan únicamente a las personas con diabetes, y algunas de estas se desarrollan de acuerdo con el tipo de diabetes del paciente. Esta es una afección poco conocida pero que puede poner en peligro la vida de quien la sufre.

Esta enfermedad se trata de una complicación metabólica que afecta comúnmente a los pacientes con diabetes tipo 1, y puede ocurrir antes de que la persona sea diagnosticada o cuando ya está en tratamiento pero sufre de algún descontrol en los niveles de glucosa.

La cetoacidosis diabética ocurre cuando los niveles de insulina en la sangre no son suficientes como para cubrir las necesidades del organismo, entonces el cuerpo comienza a quemar grasas a gran velocidad para obtener la energía que requiere para funcionar, esto tiene como consecuencia la producción de cetonas, un químico que el acumularse en la sangre la torna ácida.

El exceso de cetona envenena el cuerpo y produce una gran variedad de síntomas, entre ellos náuseas, vómitos, dolor abdominal, letargo, somnolencia, hipotensión arterial, taquicardia y una grave deshidratación.

Los pacientes se ven profundamente afectados por este cuadro y por ello requieren atención médica de inmediato, de lo contrario podrían caer en coma o incluso morir.

Diagnóstico y tratamiento

El tratamiento para la cetoacidosis diabética requiere de hospitalización y para diagnosticarla a los pacientes se les debe evaluar el nivel de pH, la cetonemia, y la cantidad de electrolitos en el sistema.

Esta enfermedad es desconocida por gran parte de las personas que sufren de diabetes, lo que puede entorpecer la identificación de los síntomas y retrasar la visita al médico. Este puede ser la diferencia entre una cetoacidosis leve y una muy grave. Tan pronto como aparezcan cuatro o más indicios de la afección es necesario buscar ayuda especializada.

Mientras antes se atienda la enfermedad más rápida será la recuperación. Para tratarlo se aplica solución fisiológica por vía intravenosa para rehidratar el cuerpo, además es necesario controlar los niveles de azúcar con inyecciones de insulina. Dependiendo de la gravedad de la afección se aplicarán otros métodos.

En la mayoría de los casos, los pacientes terminan en la unidad de cuidados intensivos, debido a que se tienen que hacer exámenes cada una o dos horas para evaluar su evolución y determinar si el tratamiento está siendo efectivo.

Siempre y cuando la cetoacidosis diabética se atienda con tiempo el paciente debería estar fuera de peligro en cuestión de una semana o dos. Sin embargo, esta afección nunca debe pasar desatendida, pues puede provocar edema cerebral, ataque cardiaco o insuficiencia renal, y la tasa de mortalidad oscila entre el 1 y 10% de los pacientes.

Para prevenir esta enfermedad es necesario mantener un control constante en los niveles de insulina en el cuerpo, hacer un examen de cetonas periódicos, y en especial mantenerse atento ante la aparición de cualquiera de los síntomas ya mencionados. La cetoacidosis califica como una emergencia, así que si sospechás que podrías sufrirlas acude al médico de inmediato.

Fuente:
http://www.apcontinuada.com/es/cetoacidosis-diabetica/articulo/90300957/

 

Compartir
Etiquetas:
flechavolver a novedades