Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
18Feb

Coma diabético: Cómo identificarlo y prevenirlo

El coma diabético es una de las muchas consecuencias que puede ocasionar la diabetes, aunque afortunadamente suele ser una de las complicaciones menos frecuentes. Generalmente es ocasionado por el descuido del paciente ante la enfermedad, con un mal control ante la dieta o los medicamentos.

Cuando se presentan niveles muy altos de glucosa en la sangre (más de 600 mg/dl) puede ocasionarse el coma diabético (cuyo nombre científico es coma hiperosmolar hiperglucémico), el cual es más frecuente en quienes tienen diabetes tipo 2.

En las personas que padecen diabetes tipo 1, las complicaciones más frecuentes son la cetoacidosis diabética (valores muy altos de azúcar en sangre por falta de insulina) o la hipoglucemia, que es la caída radical de los niveles de azúcar en la sangre.

Signos que indican la aproximación de un coma diabético

Antes de presenciar el coma diabético el cuerpo manifiesta determinados síntomas de los que las personas con diabetes deben informarse:

- Si estamos sufriendo una hipoglucemia podemos experimentar irritabilidad, nerviosismo, fatiga, debilidad, sudoración fría, mareos, náuseas y confusión. Es importante en este momento evaluar los niveles de glucosa en sangre y si son bajos (menos de 70 mg/dl) revertirlos ingiriendo una bebida azucarada.
- Si estamos ante una hiperglucemia podemos percibir mucho sueño, sed, fatiga, necesidad de orinar con frecuencia, boca muy seca, náuseas y vómitos, falta de aire, aliento con olor frutal y dolor estomacal. Es fundamental evaluar los niveles de glucosa y si son superiores a los 240 mg/dl corregirlos con insulina de acción rápida.

Cómo prevenir el coma diabético

El coma diabético es totalmente evitable si se lleva un buen control de la enfermedad.

Si tomamos la medicación como nos fue indicada o nos administramos insulina a conciencia sin pasar por alto la misma, así como si seguimos un plan de comidas regular sin comer con exceso de azúcar ni largos períodos de ayuno, será mucho más fácil evitar este tipo de episodios.

Controlar los niveles de glucosa en sangre con frecuencia es otra buena manera de prevenirlo, para poder actuar corrigiendo los bajos o muy altos niveles de azúcar en el organismo.

Evitar el alcohol o beberlo con cautela, así como agudizar los cuidados ante la presencia de una infección, una cirugía u otra enfermedad es fundamental, pues estas condiciones pueden alterar drásticamente los niveles de glucosa en la sangre.

Evitar las drogas como la cocaína o el éxtasis que pueden producir hiperglucemia.

Evitar los ejercicios intensos a los que no estamos acostumbrados es otra buena forma de prevenir cambios bruscos de glucosa que pueden ocasionar el coma diabético.

Por último, si padeces diabetes, siempre es aconsejable llevar un brazalete o collar que permita identificar tu condición médica, es decir, que señale que padeces diabetes, pues ante la presencia de un desmayo o pérdida de conciencia su conocimiento puede resultar clave para salvar tu vida.

Compartir
Etiquetas: Coma diabético ,
flechavolver a novedades