Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
08Oct

Cómo afecta la diabetes a los riñones

¿Cómo afecta la diabetes a los riñones?

Muchos órganos pueden verse afectados por la enfermedad cuando se tiene diabetes, alterando su funcionamiento y eficiencia, esto incluye especialmente a los riñones, quienes son los encargados de purificar el cuerpo eliminando las toxinas a través de la creación de orina.

Una complicación crónica de la diabetes puede desencadenar afecciones renales como la nefropatía, la cual afecta a estos órganos causando diversos grados de insuficiencia renal debido a la pérdida progresiva de las funciones de los riñones, que termina por estar incapacitados para filtrar los desechos en la sangre.

Esta enfermedad en los riñones muchas veces es silenciosa y avanza poco a poco, manteniéndose indetectable durante años. Los síntomas más comunes para tener un poco de conocimiento sobre cómo afecta la diabetes a los riñones son el cansancio excesivo, malestar general, nauseas y vómitos, dolores de cabeza y pérdida del apetito.

Diagnóstico y prevención

La nefropatía diabética solo puede ser detectada con un examen de orina especializado, en el cual se analizarán los niveles de albúmina presentes en ese líquido, además, se debe medir el grado de presión arterial, pues una presión elevada podría afectar gravemente los riñones.

Es importante mantener una constante supervisión renal en los pacientes con diabetes, la nefropatía no es una condición reversible, por lo que en caso de desarrollarse deberá ser tratada durante toda la vida del afectado.

Cabe destacar que en los casos más graves esta enfermedad es capaz de acabar con el completo funcionamiento renal, dejando como únicas opciones la diálisis o un trasplante de riñón.

Prevenir esta enfermedad es una cuestión de responsabilidad individual, para ello se requiere mantener una supervisión constante de los niveles de azúcar en la sangre, colocarse las cantidades correctas de insulina, tener una dieta saludable llena de fibra, vegetales y verduras, hacer ejercicio y consumir al menos tres litros de agua diarios.

A ello se puede sumar el no fumar o abandonar este hábito si se tiene, reducir el consumo de proteínas como carnes rojas, llevar un control de la presión arterial diaria, no hacer uso excesivo de los medicamentos no recetados, especialmente los que se consumen en altas dosis, y realizar un chequeo semestral del estado de los riñones.

Todas estas medidas ayudarán a que tu sistema renal esté en mejor condición y se mantenga funcionando adecuadamente.

Fuente: https://www.debate.com.mx/salud/nefropatia-diabetica-fallo-renal-vasos-sanguineos-microalbuminuria-20180628-0132.html

Compartir
Etiquetas:
flechavolver a novedades