Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
27May

¿Cuáles son las consecuencias de la diabetes sin tratarse?

La diabetes es la causa principal de los nuevos casos de ceguera y de enfermedad renal terminal. Además, es la causa más frecuente de amputación no traumática de extremidades inferiores, aumenta de 2 a 4 veces el riesgo de enfermedad coronaria y de enfermedad vascular cerebral. La diabetes reduce la esperanza de vida unos 15 años. Conocé las consecuencias de la diabetes sin tratarse a continuación.

Consecuencias de la diabetes sin tratarse

Hay distintos tipos de diabetes y esta enfermedad puede surgir en cualquier momento de la vida, aunque la probabilidad de padecerla aumenta con los años.

Recordemos que todas las complicaciones no necesariamente se dan en todos los diabéticos. Si tenés una diabetes controlada y mantenés cifras de glucosa, de lípidos y de presión arterial en rangos lo más normales posibles, el riesgo para cualquiera de las enfermedades mencionadas anteriormente puede llegar a descender del 60 al 80%.

Te puede interesar: ¿Cómo mantener alejada la diabetes?

Diabetes como causa de enfermedades secundarias

La diabetes afecta el sistema cardiovascular, y constituye la principal causa de mortalidad prematura entre los diabéticos.

Los adultos con diabetes tienen una probabilidad entre tres y cuatro veces mayor de padecer un problema cardíaco (infarto agudo de miocardio), o de sufrir un ictus cerebral (apoplejía), que la población no diabética.

Las dificultades circulatorias provocan también mala cicatrización de las heridas, alteran el funcionamiento de los riñones (con riesgo de insuficiencia renal), y producen trastornos en la sensibilidad (especialmente en los pies), impotencia, o riesgo de ceguera, entre otras.

Nervios periféricos

La diabetes afecta a los nervios periféricos del cuerpo, ya que los niveles de azúcar elevados a largo plazo lleva al deterioro de los mismos, especialmente de los nervios más largos, y fundamentalmente los que van hasta los pies, llevando a perder la sensibilidad en los miembros.

Por ende, el individuo afectado pierde la sensación de sentir el calor o dolor, aumentando así el riesgo de quemaduras o lesiones que no se detectan por la falta de sensibilidad al dolor. Esto lleva al pie diabético, una complicación gravísima, junto con la mala circulación que puede desembocar en la amputación del pie o pierna.

Compartir
flechavolver a novedades