Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter

Las mujeres embarazadas con diabetes se clasifican en 2 categorías, las que tienen diabetes antes del embarazo, llamada diabetes pregestacional, y aquellas a las que se les diagnostica diabetes durante la gestación, denominada diabetes gestacional.

Diabetes Pregestacional

En este caso cobra real importancia la planificación del embarazo, ya que existe evidencia de que iniciar la gestación con adecuados controles metabólicos conlleva un menor riesgo de sufrir complicaciones para la madre y para el feto.

En embarazos no programados el riesgo de abortos y malformaciones en el feto aumenta en relación al valor de la hemoglobina glucosilada del inicio.

En mujeres con adecuado control metabólico los meses previos al embarazo, el riesgo de complicaciones es similar al de las mujeres sin diabetes.

La comunicación con el médico, expresando el deseo de embarazo, es prioritaria para poder alcanzar las metas de control adecuadas durante los meses previos a la concepción.

Además es fundamental realizar controles relacionados con las complicaciones crónicas de la diabetes, ya que en algunos casos pueden agravarse durante la gestación.

Durante la gestación:

  • el fondo de ojo y el control renal se deben realizar en cada trimestre.
  • el automonitoreo glucémico es fundamental en todas las etapas del embarazo a fin de lograr glucemias cercanas a la normalidad con la menor cantidad posible de hipoglucemias.
  • es importante la detección de cuerpos cetónicos, ya que existe un riesgo aumentado de cetoacidosis y esta situación es altamente nociva para el feto.

Diabetes gestacional

Como ya se ha mencionado la diabetes gestacional es toda alteración de la glucemia que se diagnostica durante el embarazo.

El diagnóstico de diabetes mellitus gestacional se puede realizar de la siguiente forma:

Entre las semanas 24 a 28 de gestación se debe solicitar una prueba de tolerancia oral a la glucosa con 75 gr. de carga, con tres determinaciones de glucemia, en ayunas, a la hora y a las 2 horas. El hallazgo de cualquiera de los valores expresados en la siguiente tabla es considerado diagnóstico de diabetes gestacional.

Si la prueba es normal y existen factores de riesgo, se debe repetir en la semana 31 a 33 de embarazo.

Con respecto al tratamiento de la diabetes gestacional, muchas mujeres consiguen alcanzar las metas de automonitoreo realizando sólo un correcto plan de alimentación y actividad física.

En otros casos es necesaria la utilización de insulina ya que por el momento no existe medicación oral para la diabetes aprobada para su utilización durante el embarazo.

Luego del parto, a las 6 a 8 semanas, es prioritario repetir la prueba de tolerancia oral a la glucosa en las mujeres que padecieron diabetes gestacional a fin de reclasificarlas.

En la mayoría de los casos la diabetes habrá desaparecido. Sin embargo, es fundamental repetir esta prueba anualmente, ya que el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro es mayor en este grupo.

Así mismo, ante la constatación de un nuevo embarazo, la prueba de tolerancia se debe realizar antes de la semana 24 de gestación, debido al alto riesgo de repetir diabetes gestacional.

A fin de prevenir la diabetes tipo 2, las mujeres que presentaron diabetes gestacional, deben evitar el sobrepeso o la obesidad, realizar actividad física y un plan de alimentación saludable.

subir