Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter

En condiciones de hiperglucemia sostenida los síntomas más frecuentes son la sed intensa, el deseo de orinar y hambre mayor al habitual.

En casos en que el tratamiento de la diabetes sean fármacos por vía oral es aconsejable contactarse con el médico y no realizar ajustes de la medicación por cuenta propia.

Por el contrario, cuando el tratamiento habitual es la insulina, es posible realizar ajustes que dependerán de lo acordado previamente con el profesional. Sin embargo, lo más importante en estos casos es aumentar el número de autocontroles glucémicos (monitoreo), y realizar correcciones de la glucemia con la insulina indicada.

crisis hiperglucémicas

Se consideran crisis hiperglucémicas a dos situaciones habituales en la clínica, potencialmente riesgosas y ambas prevenibles; la cetoacidosis y el síndrome hiperosmolar.

En estos casos a los síntomas antes mencionados se pueden sumar dolor abdominal y aliento a acetona, característicos de la cetoacidosis, pero no siempre presentes.

La deshidratación y hasta la pérdida del conocimiento, son más frecuentes en pacientes con síndrome hiperosmolar.

La presencia de estos síntomas más el hallazgo de glucemias elevadas (mayores a 250 mg/dl.) en forma persistente, debe hacer sospechar estas condiciones y concurrir a una guardia en forma urgente.

En la cetoacidosis la detección de cuerpos cetónicos en orina o sangre es fundamental para el diagnóstico. Estas sustancias se forman a partir de las grasas provenientes del tejido adiposo, en condiciones de ausencia de insulina. Tanto en la cetoacidosis como en el síndrome hiperosmolar, es característica la carencia de insulina propia o exógena (inyectada), pero en la primera este defecto es mayor.

En ambos casos es imprescindible detectar la causa que desencadenó la descompensación, las más frecuentes se enumeran en la tabla.

El tratamiento de las crisis hiperglucémicas se basa en dos aspectos fundamentales:

  • el aporte de insulina
  • la hidratación

En la mayoría de los casos requiere internación, pero en pacientes bien entrenados, ya tratados con insulina, algunas situaciones leves se pueden manejar en el domicilio bajo la supervisión telefónica del médico.

subir