Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
19Nov

La influencia del calzado en el desarrollo del pie diabético

La diabetes afecta a millones de personas y es hoy en día una de las enfermedades más comunes alrededor del mundo. Si bien un paciente con esta condición puede vivir durante décadas, siempre y cuando se mantenga bajo un control estricto, un problema habitual de quienes la padecen es encontrar un calzado para pie diabético.

Para nadie es un secreto que las personas con diabetes son más susceptibles a los problemas de los pies, y es que esta aflicción de salud puede provocar daños en los nervios que afectan la capacidad de sentir el momento exacto en que estos se lesionan.

En consecuencia, la diabetes aumenta los riesgos de sufrir heridas y úlceras graves, pues el paciente no es capaz de notar las lesiones, y muchas veces esto termina por agravarlas tanto como para provocar la amputación de una zona del cuerpo.

Esta enfermedad también afecta la capacidad del cuerpo para sanar, retrasando la velocidad en la que una herida puede curarse. Esto se debe a que los pies reciben menos sangre y oxígeno, por lo tanto, lleva más tiempo recuperarse de una irritación leve de la piel, haciendo que el pie de un diabético sea más propenso a sufrir hinchazón o un edema.

¿Cómo solventar el problema del pie diabético?

Si sos un paciente diabético y buscás minimizar los riesgos de sufrir lesiones en los pies tanto a corto como a largo plazo, hay algunos consejos a seguir que pueden hacer la diferencia entre un pie sano y uno con problemas.

Lo más importante es usar un buen par de zapatos para diabéticos, ya sea por si se trata de una afección recurrente o por si haz sufrido de esta complicación anteriormente. En caso contrario, cualquier otro tipo de calzado estará bien si son usados antes de que aparezcan síntomas de algún daño, aunque siempre es importante mantener una buena higiene de todos los zapatos que uses.

En caso de que necesites calzado especial estos están disponibles en varios modelos, como zapatos de vestir para diabéticos, para el trabajo o casuales, y servirán para eliminar el riesgo de lesión del pie diabético, ofreciendo a la vez muchos beneficios.

Los mejores zapatos están hechos generalmente de materiales transpirables como gamuza y cuero, y están diseñados para amortiguar y apoyar el talón y el tobillo. Dichos zapatos también ayudan en la distribución uniforme del peso del cuerpo en el pie, para eliminar problemas de dolor en los puntos de presión.

Un calzado óptimo también viene con más profundidad para acomodar ortesis personalizadas. Esta característica hace toda la diferencia entre cómo se siente el pie diabético al final de un largo día.

También es importante que una persona diabética tenga cuidado y prevea cualquier tipo de problemas en los pies, como callos y ampollas. De igual manera, si sos un paciente diabético y usás un par de zapatos que te incomodan lo mejor es prescindir de ellos, así evitarás la posibilidad de causarte una herida en los pies.

Ten en cuenta estos pequeños consejos y todas las noches has una revisión meticulosa de tus pies, así te asegurás de que estén sanos y no sufran heridas que puedan pasar desapercibidas.

Compartir
Etiquetas:
flechavolver a novedades