Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
01Jun

Salud bucal en pandemia: cuidá tu sonrisa

La salud bucal en pandemia, lejos de pasar a un segundo plano, es algo que no deberíamos dejar de lado.

Las personas que vivimos con diabetes sabemos que somos más vulnerables a las afecciones dentales, siendo que las bacterias están siempre al acecho. Necesitamos ayudar a nuestro sistema inmunológico, que no puede defenderse con tanta virulencia.

En esta nota, algunos recordatorios para que cuides tu sonrisa.

Cuidados infaltables de tu salud bucal

Como parte del ABC de tu salud bucal podemos mencionar el cepillado de los dientes con una pasta que contenga fluor. Higienizar tu boca con frecuencia, utilizando un cepillo suave, es el punto 1 de autocuidado de una sonrisa saludable.

Uno de los principales problemas a lo que se enfrentan los pacientes con diabetes es la resequedad de la boca. La diabetes genera poca secreción de saliva, lo que lleva a un debilitamiento del esmalte de los dientes, mal aliento y hialitosis. La dentadura va debilitándose y, en última instancia, se pierden piezas dentarias.

Por eso, ser perseverante en una buena hidratación, ingiriendo agua (y evitando infusiones o gaseosas azucaradas) es clave. Además, no sólo tu salud bucal sino todo tu cuerpo te lo va a agradecer.

Te puede interesar: Agua y diabetes. Hidratarnos para tener salud

Salud bucal en pandemia: ¿una contradicción?

Debido a la pandemia generada por el COVID-19, hace más de 50 días que el gobierno nacional argentino instituyó el aislamiento social obligatorio como medida para prevenir el contagio. Además, se nos informó que las personas con diabetes forman parte del llamado “grupo de riesgo”. Esto significa que, de contraer coronavirus, los riesgos de complicaciones son mayores a los de personas que no tienen diabetes. Lo mismo rige para personas mayores de 65 años, tengan o no el diagnóstico de una enfermedad crónica.

Durante estos más de 50 días se han reducido al máximo las visitas médicas, buscando postergar los turnos cuando estos son para controles y no asociados a una urgencia. Esto incluye las visitas odontológicas, por el momento sólo autorizadas para casos de emergencia comprobables.

Sin embargo, la salud bucal en personas con diabetes es, como mencionamos al inicio, una prioridad.

Entonces, ¿cómo manejamos nuestra salud bucal en pandemia?

Este es el momento de consultar con tu odontólogo por teléfono.

Odontólogos en pandemia. Cuando tu salud bucal no puede esperar

Puede que seas de las personas a las que no les gusta llamar al médico salvo extremísima necesidad. O que le escapes al odontólogo porque, por más amable que sea, alguna vez en la vida te ha hecho doler. Nada mejor que ser estrictos con el “quedate en casa” como excusa para no volver a ver a un odontólogo hasta la primavera.

Sin embargo, las enfermedades de la boca necesitan un cuidado especial para las personas con diabetes. El riesgo de generar una periodontitis aumenta cuando evadimos la visita al odontólogo. Las caries o las infecciones en las encías provocan que el tratamiento de la diabetes se vuelva complicado, lo que genera un círculo vicioso que se puede evitar con una pronta atención.

Por eso, nuestra recomendación es: contactate con tu odontólogo. Si hace más de seis meses que no visitás al cuidador de tu sonrisa, buscá la forma de consultarlo preventivamente. Es probable que conociendo tu caso te haga una serie de preguntas y evalúe a conciencia si es necesario verte en persona o no. Muchos profesionales de la salud están implementando las videoconsultas como una aproximación previa a la derivación en persona. En esa videollamada evalúan si verte en persona puede esperar o si es mejor darte un turno para ver tu boca en vivo y en directo.

Si notás tus encías inflamadas, dolor o cualquier malestar, el llamado no puede esperar. Contactate con tu odontólogo u odontóloga, recordale que tenés un diagnóstico de diabetes y describile tus síntomas.

Evitá ir a una guardia pero no dejes pasar tus síntomas por priorizar la permanencia en casa. Si no podés contactar al profesional de tu salud bucal, probá con tu diabetólogo/a y consultale por una posible derivación.

No olvides que el autocuidado y la vigilancia de la salud de tu cuerpo es, si bien siempre, más importante que nunca.

Controlá tu diabetes.

Nos seguimos acompañando.

Compartir
flechavolver a novedades