Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
24Jun

Sopas en invierno para diabéticos: 2 recetas que tentarían hasta a Mafalda

Especial de recetas de Sopas en invierno - El invierno hizo su lanzamiento oficial de la temporada 2019 y, ya sea que ames el frío o vivas cada día esperando el regreso del verano, los alimentos a altas temperaturas como los guisos y las sopas son quienes pueden ayudarte a mantener el cuerpo caliente, a falta de un termómetro bondadoso.

Sopas en invierno

En la sección Nutrición de Controlá tu Diabetes encontrarás recetas de entradas, platos principales y postres saludables y adecuadas para personas con diabetes.

Para esos días grises y fríos en los que nada parece levantar nuestra temperatura corporal, un buen plato de sopa caliente y humeante complementa perfecto la receta que elijas, previo a la entrada. Recordá que en la misma sección tenés acceso a consejos para encarar tu Plan de alimentación saludable con los 5 pilares básicos que necesitás tener en cuenta para una buena alimentación.

The  master of the sopa

Es cierto que la industria alimenticia ha expandido enormemente su oferta de sopas y caldos en sobres y envases de telgopor. Sin embargo, nadie puede negar que una rica sopa casera es el anhelo de los próximos tres meses de invierno que nos esperan. Y quizás más.

Caldo de verduras y guiso de lentejas son los clásicos de la culinaria argentina. A continuación te compartimos una serie de variantes fáciles y saludables, con algunos ingredientes innovadores, para que te inspires este invierno.

Bon appétit.

Sopa crema de puerros

Una sopa vegetariana de sólo 90 calorías por porción. Una innovación: usar yogur natural descremado para agregarle sabor y cremosidad.

Ingredientes

2 cucharadas de aceite de oliva

2 puerros grandes lavados y cortados en rodajas gruesas (usaremos sólo la parte blanca)

1 cebolla grande, picada

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida

1/8 cucharadita de ají molido

2 papas medianas, peladas y cortadas en cubos

6 tazas de caldo de pollo o verduras bajo en sodio y bajas calorías (dividido)

1/3 taza de yogur natural descremado

2 cucharadas de ciboulette fresco picado

Preparación

Calentar el aceite a fuego medio en una cacerola grande.

Agregar los puerros y las cebollas, reducir el fuego a medio-bajo y saltear durante 10 minutos hasta que las cebollas estén muy suaves pero no doradas.

Agregar la sal, la pimienta negra y el ají molido y saltear durante 2 minutos.

Agregar las papas y revolver en forma envolvente para cubrir con la mezcla de puerros.

Añadir 3 tazas del caldo y llevar a ebullición.

Una vez roto el hervor, cubrir la olla en forma parcial y cocinar a fuego lento por 20 minutos.

Retirar la sopa del fuego y colocarla con cuidado en una multiprocesadora o licuadora (hacerlo en partes, si es necesario). Mezclar hasta que la consistencia esté muy suave y cremosa.

Nuevamente en la cacerola, verter la mezcla cremosa de la multiprocesadora y agregar las 3 tazas de caldo restantes. Cocinar a fuego lento durante 3 minutos.

Retira la olla del fuego y agregar el yogur natural descremado (a elección).

Al servir, decorar el plato con trocitos de ciboulette.

Te puede interesar: Caminar después de las comidas: un método para controlar la diabetes

Sopa de pollo con fideos

Un clásico con algunas innovaciones que más que sopa, juega a ser un guiso, a 150 calorías por porción.

Ingredientes

1 pollo entero, enjuagado, sin piel (excepto las alas) y trozado

2 cebollas grandes, cortada en cuartos

4 zanahorias, cortadas en trozos

4 tallos de apio, picados en trozos grandes

6 ramitas de perejil fresco

6 granos de pimienta negros

3 hojas de laurel

Sal al gusto

Para la sopa

2 cucharaditas de aceite de oliva

1 cebolla grande picada

2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en juliana

1 tallo ancho de apio, cortado en diagonal

250 gramos de fideos cabello de ángel o para sopa (de trigo integral, si se desea)

Sal y pimienta negra recién molida, a gusto

2 cucharadas de perejil fresco picado

2 cucharaditas de tomillo fresco picado

Preparación

Colocar el pollo, las cebollas, las zanahorias y el apio en una olla pesada. Agregar de 2.5 a 3 litros de agua y dejar hervir. Periódicamente eliminar el residuo gris que se deposite en la superficie del agua.

Agregar el perejil, los granos de pimienta, las hojas de laurel y la sal. Cubrir parcialmente la olla y cocinar a fuego lento durante 1 hora y 20 minutos. Retirar la olla del fuego y dejar enfriar.

En un colador grande, colar el caldo presionando los sólidos para extraer todos los jugos. Desechar las verduras y preservar el caldo, vertiéndolo en un recipiente. Refrigerar por varias horas. Cuando se haya enfriado, desechar con una cuchara la grasa solidificada.

Retirar y desechar todos los huesos de las partes del pollo y cortarlo en trozos pequeños para agregar a la sopa. Si el pollo fuera muy grande, reservar algunas partes en un recipiente plástico (pueden conservarse por 2 o 3 días en la heladera).

En una cacerola grande, saltear la cebolla en el aceite de oliva durante 5 minutos. Añadir las zanahorias y el apio y saltear durante otros 5 minutos. Agregar el caldo reservado y dejar hervir. Luego se suman los fideos, reduciendo el fuego a medio y cocinando durante 6 a 7 minutos.

Agregar el pollo cocido.

Sazonar la sopa con sal y pimienta negra, espolvorear con perejil fresco picado, tomillo y ¡estamos listos para pasar el invierno con calorcito!

 

FUENTE: diabetesstopshere

Compartir
Etiquetas: Sopas en invierno ,
flechavolver a novedades