Controla tu Diabetes
formá parte de
nuestra comunidad!
Sumate!
Suscribite al Newsletter
03Sep

Tratamiento para la diabetes tipo 1: ¿Existe?

Un medicamento común para la presión arterial sería la base del tratamiento para la diabetes tipo 1

Un grupo de investigadores ha descubierto una nueva alternativa para atacar la diabetes tipo 1, un tratamiento que tendría como base la metildopa, una medicina creada para controlar la presión arterial, y que ha estado en uso desde hace más de 50 años.

Este medicamento se encuentra en la lista de esenciales de la Organización Mundial de la Salud, y durante las últimas décadas es común que sea recetado a mujeres embarazadas o niños con problemas de presión arterial, pero su funcionalidad ha dado un nuevo giro.

Un grupo de médicos internacionales realizó un análisis exhaustivo a varios medicamentos tradicionales, con el objetivo de supervisar sus efectos en el cuerpo humano. En el proceso descubrieron que la metildopa tiene una cualidad que hasta ahora había pasado desapercibida: Este medicamento es capaz de bloquear la molécula DQ8, común en el sistema de los pacientes con diabetes tipo 1.

La DQ8 se encuentra presente en grandes proporciones en el 60% de las personas propensas a sufrir esta enfermedad, y  el nuevo hallazgo se presenta como la primera opción para prevenir el desarrollo de la condición durante las primeras etapas de su detección.

Una de las grandes ventajas de utilizar este medicamento es que aunque es capaz de bloquear la unión de las moléculas de DQ8, no afecta la función inmunitaria de otras células, por lo cual el rango de efectos adversos es muy reducido, pero logra controlar los niveles de glucosa en la sangre.

¿Tratamiento seguro?

Las investigaciones para la aplicación del tratamiento para la diabetes tipo 1 se han llevado a cabo desde hace diez años, analizando los efectos del fármaco primero a través de simulaciones por computadora, luego en ratones, y posteriormente en pacientes humanos con diabetes tipo 1, siendo un éxito en todos los casos.

Este nuevo medicamento se ingiere por vía oral tres veces al día, aún se le considera un tratamiento alternativo, pues se deben observar sus efectos a largo plazo en el cuerpo humano.

Si bien no es una cura definitiva, da una nueva esperanza para retrasar la aparición de la diabetes tipo 1. Actualmente es posible determinar quién sufrirá de de esta enfermedad con una simple evaluación genética, por eso se espera que en combinación con este tratamiento para la diabetes tipo 1 en el futuro sea posible la completa prevención de esta condición.

Compartir
Etiquetas:
flechavolver a novedades